La eterna Vie en Rose

Lucy Dacus celebra San Valentín con una bellísima versión de ‘La Vie en Rose’ de Édith Piaf, una canción eterna que ha sido versionada en muchas otras ocasiones

 

RAQUEL ELICES

Hay canciones que transitan por un camino tan propio en la historia de la música que tiene la generosidad de ser compartidas por siempre. Eso es lo que ha hecho eterna ‘La Vie en Rose’. Un torbellino de fuerza que aún hoy sigue transmitiendo la loca sensación de los que se resisten a abandonar el optimismo a pesar de los males de este mundo. Un himno que le canta al amor y que en 1945 barrió el espíritu nacional francés de las cenizas que dejó la Segunda Guerra Mundial para bañarlo con letras como estas: “Quand il me prend dans ses bras / Il me parle tout bas / Je vois la vie en rose…” (Cuando me toma en sus brazos / y me habla bajito / veo la vida en rosa…).

Este año, la artista Lucy Dacus se ha propuesto celebrar las fechas más destacadas del calendario con composiciones únicas para cada día. Un proyecto musical entregado por capítulos que acabará transformándose en un recopilatorio titulado 2019. Hoy 14 de febrero es el día elegido por Dacus para lanzar esta versión inmortal de Édith Piaf.

Dacus detalla en una nota de prensa que:

“Desde la primera vez que la escuche pensé que ‘La Vie en Rose’ era una canción perfecta. Escuchándola, supe que un día me enamoraría. Quiero que alguien escuche esto mientras corre a toda velocidad hacia la puerta de la persona que ama, lista para demostrarle su profundo y eterno amor.

PD. Hay una historia más larga sobre cantar esta canción a duro con el conserje de mi escuela secundaria, pero no es concisa”.

Una canción eterna que a lo largo de la historia ha sido redescubierta por una larga lista de grandes voces: Bing Crosby, Louis Amstrong, Ella Fitzgerald… hasta llegar en las últimas décadas a ser interpretada asimismo por Aretha Franklin, Donna Summer, Luciano Pavarotti, Grace Jones, Céline Dion o hasta por el mismísimo Julio Iglesias.  Free Rockin’ añade más nombres a la lista.

 

Lady Gaga 

Cooper, Gaga y Lukas Nelson (hijo del mítico Willie Nelson) son losautores de todas las canciones originales que se escuchan en el último remake de Ha nacido una estrella. Pero en la cinta también se cuelan clásicos como este. En una de las escenas del film, una irreconocible Lady Gaga desgarra su voz para ofrecer está increíble versión de La Vie en Rose.

 

Iggy Pop

Nadie se resiste a revisar la obra de la cantante parisina, ni si quiera Iggy Pop. En en mayo de 2012 lanzó el álbum de versiones “Après” y escogió la mítica canción de Édith Piaf para hacerla suya a través de un registro impropio de él: la balada.

 

Rammstein

Reescribieron la canción con sus propias ideas y palabras a través de su alemán natal y eligieron el título de ‘Frühling in paris’ para bautizarla, la banda de metal industrial decidió mantener el famoso estribillo en un riguroso francés. Más que una versión, se trata de un homenaje incluido en su disco de 2009, “Liebe ist für alle da”.

 

Cyndi Lauper

De Nueva York a París. La cantante estadounidense encaró el himno francés en el disco lanzado en 2003 a base de versiones clásicas, llamado “At last”, se incluyen dos temas de Édith: este y el inolvidable Hymne à l’amour.

 

Louis Armstrong

No podía faltar. Una versión casi tan inmortal como la original de Piaf.

 

Amalia Rodrigues

Cuando la cantante de fados portuguesa llego a Nueva York por primera vez, estuvo actuando durante cuatro meses en un club llamado La Vie en Rose. Era 1952, y ese mismo año participó en la película Música de siempre en la que también actuó la cantante francesa Édith Piaf . Así que cuando en 1956 realizó su primer concierto en el teatro Olympia de París, aquella serie de casualidades solo podía finalizar de una forma: con una bella versión de La Vie en Rose.

 

ZAZ

No hay cantante francesa que no haya versionado a la musa parisina. Esta versión en acústico de la cantautora francesa y que fue grabada en la calle tiene más de 9 millones de reproducciones en YouTube.

Marlen Dietrich

También la cantaría Marlene Dietrich, con quien Piaf coincidió en los Estados Unidos. Se hicieron buenas amigas hasta el punto de que la alemana no faltó como invitada especial a la boda de la francesa con Jacques Pills en septiembre de 1952.

 

Martha Wainwright

La hermana pequeña de Rufus Wainwright también versionó la canción rosa por excelencia en el disco Sans fusils, ni souliers, à Paris: Martha Wainwright’s Piaf Record. Publicado en el año 2009, llevó al código folk buena parte del repertorio de Édith, con una delicadeza y una elegancia que merece la pena revisar.

 

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *