Father John Misty: God’s Favorite Customer se filtra en la red

God’s Favorite Customer se filtra en las redes un mes antes de su lanzamiento

 

CRISTINA G. HERNÁNDEZ

No ha pasado ni un día y a Father John Misty ya se la han colado. Josh Tillman (Maryland, 1981) anunció el pasado jueves los detalles de la publicación de su nuevo álbum, God’s Favorite Customer (Sub Pop/Bella Union, 2018), que se lanzará el próximo 1 de junio, pero un error en Apple Music dejó el disco a disposición de todos los usuarios por unos segundos. Tiempo suficiente para que se filtrase a la red. El propio Tillman, con el humor ácido que le caracteriza, se reía de esta situación publicando un meme en sus redes sociales.

Durante la gira de su último disco, Misty ya dejó caer que estaba terminando de grabar el que será sucesor de Pure Comedy (Sub Pop/Bella Union, 2017) y semanas atrás habló de él como un disco similar a I Love You, Honeybear (Sub Pop/Bella Union, 2014) pero sin el cinismo que le envolvía. Tras la publicación del single Mr. Tillman el pasado mes de febrero y con los adelantos de ayer, Just Dumb Enough To Try y Disappointing Diamonds Are The Rarest Of Them All, se esperaba la mezcla perfecta entre los dos últimos álbumes de Tillman, dando pie a que ya se le pueda considerar uno los grandes artistas de este siglo.

El disco abre con Hangout at the Gallows, la más parecida a Pure Comedy, que marca línea que seguirá el álbum: las idas y venidas de Tillman luchando contra su depresión que, como se relata cómicamente en Mr. Tillman y en The Palace, le llevó a vivir en un hotel durante los dos meses que duró una de sus crisis existenciales.

Con Just Dumb Enough To Try nos introduce en una atmósfera elegante y misteriosa cercana a I Love You, Honeybear, de la que no se desprende hasta el final excepto en Date Night, el tema más guitarrero del álbum, en el que critica con sarcasmo a la población de Los Ángeles. Tratándose de Father John Misty la dosis de ironía y crítica no podía faltar.

Tras la perfecta descripción de la tristeza y soledad de Please Don’t Die, The Palace abre la parte más íntima aunque irónica del disco. En esta balada que recuerda a When The God Of Love Returns There’ll Be Hell To Pay, de Pure Comedy, seguida por Disappointing Diamonds Are the Rarest of Them All, una brutal crítica al amor tradicional.

El tema que da nombre al disco, God’s Favorite Customer, con el acompañamiento de Natalie Mering (Weyes Blood), encabeza la recta final del disco, la más cruda y triste. En ella Misty refleja el aislamiento y soledad que sufre, recurriendo incluso al dios que rechaza desde joven. Igual que en Pure Comedy, a través de The Songwriter y We’re Only People (And There’s Not Much Anyone Can Do About It), se cierra el álbum con una mezcla de sentimientos negativos, pero a la vez con el auto-consuelo de “es lo que nos ha tocado vivir y no podemos evitarlo”.

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *