Free Rockin': la música como razón de ser

FREE ROCKIN'

La nueva revista, llevada por jóvenes periodistas, apuesta por los talentos emergentes de la música y busca la conversación con los artistas más consolidados

 

FERNANDO NAVARRO / GERMÁN SOLÍS

Decía Tom Petty que lo único que le diferenció desde joven del resto de su entorno es que siempre tuvo clara una razón de ser: la música. El rock and roll fue su meta, pero también ese fuego con el que sentirse libre y lleno de energía. Ese chispazo único e inenarrable, tan efímero como eterno, que, cuando nos surca como un cometa, nos permite desbloquear la vida.

Somos muchos, tal vez no tantos, o quizás, por qué no, una legión incontable, los que hemos sentido alguna vez ese chispazo. Como somos muchos los que necesitamos compartirlo. Es por eso que, a veces, conviene contarlo, aunque solo sea porque la música nos explica mejor que nosotros mismos. Es como la premisa que se impuso Gabriel García Márquez, cuyas palabras originaron el realismo mágico, donde todo era posible como en las canciones: hay que vivir para contarlo.

Free Rockin’ nace bajo el embrujo de ese chispazo y con esa premisa. Hay que vivir la música para contarla. O, también dicho de otra forma, hay que contar la música para vivirla. La esencia es la misma. Free Rockin’ nace como una revista digital cuya razón de ser es la música. Música con sus emociones, historias, reflexiones y contradicciones. Música sin etiquetas, sin prejuicios, sin importar su éxito. Música que habla de las personas y las comunidades, de la sociedad y de la historia. Música de ayer, de hoy y de mañana.

Bajo el amparo de la Escuela de Escritores, especializada en talleres de creación literaria y periodística, Free Rockin’ se convierte en algo nuevo. Una revista musical llevada por jóvenes estudiantes del centro. Jóvenes movidos por el chispazo e ilusionados por la profesión periodística, por muy complicada que sea la realidad que pesa sobre ella. Su pasión y sus ganas de contarlo pueden más.

La revista contará con los arriba firmantes como directores simbólicos: Germán Solís, periodista y socio de la Escuela de Escritores, y Fernando Navarro, crítico musical del diario El País y M80 Radio y profesor del taller de Crítica Musical de Escuela de Escritores. Ambos conocemos bien la excepcional calidad humana y periodística de este grupo de estudiantes. Y ambos creemos firmemente que desaprovechar este talento joven hubiese sido un error. Nuestro papel será simplemente una labor de asesoramiento y apoyo.

Free Rockin’, por tanto, es una revista llevada y coordinada por una redacción de jóvenes periodistas  que cada año se nutrirá con las firmas de los alumnos del curso de Crítica Musical. La mayoría son menores de 30 años y apenas han escrito de música antes pese a sus conocimientos e ilusión. De esta forma, la publicación les ofrece visibilidad y permite que el testigo de la crítica musical, tan repleta de dificultades y miserias, encuentre un lugar dinámico y reconfortante.

La revista se centra en poner en valor a los talentos emergentes de la música española e internacional, saliéndose del carril habitual. Su mirada está fija en descubrir artistas nuevos y cubrir el amplio y rico espectro musical actual sin atenerse al mainstream. Explorará los márgenes de la industria española, pero también los fascinantes sonidos extranjeros. Asimismo busca el análisis del pasado y la conversación. Free Rockin’ apuesta por las entrevistas de largo recorrido y pausadas con músicos consolidados y otros importantes creadores y agitadores culturales. Y contará además de forma periódica con destacadas firmas invitadas de la crítica musical y cultural españolas.

Free Rockin’ toma su nombre de la canción de Tom Petty, Free Fallin’. Y suenan bien aquellas palabras de Petty, más ahora que, una vez desaparecido, nos quedan sus canciones como amuletos: la música como razón de ser. Nunca como hasta ahora lo tuvimos tan claro.

 

One comment
  1. Fernando Román

    Si espero algo de un medio nuevo sobre rock es que sepa abrirse a todas las variantes sin tapujos y, sobre todo, sin calificar otro tipo de géneros de basura, algo muy habitual en la crítica y en la prensa musical hoy en día. Hablar de rock mola, pero también respetar a la gente que le guste el pop, el jazz o el reggaeton sin calificativos generalistas y bastante faltos de conocimiento. Toda la buena suerte del mundo, os seguiremos de cerca 🙂

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *