Pussy Riot, el punk no ha muerto y viene a por España

Fotografia de tres de las integrantes de la banda Pussy Riot

Han pasado diez años desde que vimos a uno de los iconos del punk británico, John Lydon, promocionar por televisión con orgullo patrio una marca de mantequilla. Han pasado 40 años desde la portada del London Calling de The Clash , y un poco más desde el primer disco de Ramones.

Llegando casi a la veintena de este siglo, el punk pareciera convertirse en los vestigios de un movimiento anacrónico, marchito y absorbido por el sistema pero tal vez Pussy Riot sea una de las razones por las que muchos todavía asienten o celebran con fervor cada vez que leen un grafiti que pone “EL PUNK NO ESTÁ MUERTO”.

Pussy Riot es un colectivo de arte protesta ruso fundado en 2011 que decidió organizar actuaciones provocativas de punk rock subversivo en lugares públicos, que luego se convirtieron en videos musicales publicados en Internet.

El contundente contenido de sus letras cargadas con feminismo, defensa a los derechos LGBT y una fuerte oposición al presidente ruso Vladimir Putin, ganaron notoriedad mundial tras el apoyo internacional recibido a sus integrantes al ser condenadas a prisión en 2012 como consecuencia de su actuación en la Catedral de Cristo Salvador de Moscú en protesta al patrocinio de los líderes de la Iglesia Ortodoxa al líder del gobierno ruso.

Cualquier escarmienta tras una posible condena de dos años pero las Pussy Riot no van de adolescentes arrepentidas que han aprendido la lección. Tras ser liberadas en 2013 debido a una amnistía, se presentaron de nuevo durante los Juegos Olímpicos de Invierno en Sochi, donde fueron atacados con látigos y gas pimienta por los guardias de seguridad.

Entre 2014 y 2016 las Pussy Riot, grabaron y lanzaron los videos: “Putin Will Teach You To Love The Motherland” , “I Can’t Breathe, “Chaika”, “Organs” y “Make America Great Again”.

En 2016, uno de sus miembros, Maria Alyokhina debutó con éxito como actriz principal de Burning Doors, una obra de Belarus Free Theatre que cuenta la historia de tres artistas, que se convirtieron en presos políticos en Rusia: Petr Pavlensky, Oleg Sentsov, y la misma Alyokhina.

Esta semana en España el público tendrá la oportunidad de ver esta particular propuesta de teatro punk rock que contará como nonómina principal con la propia Maria, Kyril Masheka (su compañera principal en “Burning Doors”), y Nastya y Max del dúo de música AWOTT. Así como con New Day, la banda liderada por Amparo Llanos (ex-Dover), quienes serán los teloneros de lujo durante este recorrido.

 

Las fechas y los lugares de las presentaciones las tenéis aquí:

6 febrero – Bilbao @ Kafe Antzokia
7 febrero – Madrid @ Sala MON
8 febrero – Valencia @ Sala Rambleta
9 febrero – Barcelona @ Sala Apolo

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *